La Organización para la salud fundada por el Dr. Rath es única en el mundo: todos los beneficios se destinan a una fundación de utilidad pública.

Carta de Salud del Dr. Rath

Mayo 2011

Los ácidos grasos omega 3 para combatir de manera natural las enfermedades inflamatorias

¿Sabía usted por qué la grasa de los animales que viven en aguas muy frías es tan rica en ácidos grasos omega 3? ¿Sabía usted por qué este hecho es tan importante para sobrevivir en el mar ártico? No es que los ácidos grasos omega 3 formen un escudo protector para los órganos, evitando una muerte por enfriamiento. La razón es otra: los ácidos grasos omega 3 son líquidos que por su estructura y constitución y como parte muy importante en las membranas de las células, permanecen en ellas aún en temperaturas extremadamente bajas.

Más… [PDF, 263kB]

 

Mayo 2011

Un corazón sano con los ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega están hoy en día de “boca en boca” – y esto en el sentido más amplio de la frase, pues cada vez un número mayor de estudios científicos se ocupan de estos ácidos grasos tan importantes para la salud, que entretanto ya han sido descubiertos por la industria de productos alimenticios. Por eso, casi todas las personas se han encontrado alguna vez con la palabra omega 3, ya sea en el estante de los alimentos en los supermercados, en los envases de margarina y de pescado o en las droguerías o farmacias en forma de cápsulas de aceite de pescado. Estos ácidos grasos alcanzaron una especial notoriedad en su función protectora del corazón. Pero ¿qué son exactamente los ácidos grasos omega 3 y por qué actúan tan positivamente en favor de la salud de nuestro corazón? En la presente edición de este Boletín de Salud nos gustaría darles respuestas a estas preguntas.

Más… [PDF, 479kB]

 

5. Mayo 2008

Miedo a una revolución científica

Los cómplices del cártel farmacéutico alimentan la histeria contra las vitaminas

No hay duda de que es realmente peligroso que los datos científicos se manipulen deliberadamente con la única intención de generar miedo o incluso pánico en la opinión pública. Un ejemplo actual de ello es la presentación de datos de un estudio que, apoyado por la "colaboración Cochrane", habla sobre los posibles riegos que entrañan las vitaminas. Una vez se ha tratado sólo y exclusivamente de "intimidar" a la humanidad para que deje de utilizar vitaminas y nutrientes, a pesar de que numerosos estudios científicos han demostrado desde hace tiempo la seguridad y la eficacia que tienen para nuestra salud.

Más… [PDF, 53kB]