La Organización para la salud fundada por el Dr. Rath es única en el mundo: todos los beneficios se destinan a una fundación de utilidad pública.